Cuidado del cuerpo

Técnica Alexander

$ 700,00

Jueves de 14 a 15.30hs.

La técnica Alexander es una forma de sentirse mejor y de moverse de una manera más relajada, cómoda y natural. Busca identificar los hábitos dañinos, acumulados durante toda una vida de estrés, para lograr mayor libertad.

Destinatarios, conocimientos previos:
Destinada a usted que:
• Sufre de lesión por esfuerzo repetitivo.
• Tiene dolor de espalda o rigidez en el cuello y los hombros.
• Te sientes incómodo cuando estás sentado frente a tu computadora durante largos períodos de tiempo.
• Eres cantante, músico, actor, bailarín o atleta y sientes que no estás actuando a tu máximo potencial.
• Eres mayores de 18 años

Materiales necesario: Ropa cómoda - una manta – 3 libros en desuso o guías de teléfono.

La técnica Alexander es una habilidad para el desarrollo personal que te enseña a cambiar hábitos de larga data que causan una tensión innecesaria en todo lo que haces. Cualquiera sea su edad o capacidad, la técnica puede ayudar a mejorar su rendimiento en cualquier actividad y aliviar el dolor y el estrés causados por los hábitos posturales, como encorvarse o encorvarse los hombros. Las cosas cotidianas, como tensarse cuando suena el teléfono, apresurarse a recoger a los niños de la escuela o preocuparse por los plazos, llevan a una tensión física y mental. Con el paso de los años, esto se acumula y puede causar enfermedades, lesiones o dolores comunes que parecen provenir de la nada. Trabajando con su maestro, aprenderá a reconocer sus reacciones habituales ante el estrés de la vida. Descubrirá cómo ha estado contribuyendo a sus problemas, cómo prevenirlos y recuperar el control.

Un método de reeducación Las lecciones de la técnica Alexander estimulan su capacidad de aprender simultáneamente en diferentes niveles; Físicamente, intelectualmente y emocionalmente. Aprendes a reconocer tus hábitos dañinos, a detenerte a pensar ya elegir una mejor respuesta. Poco a poco, aprende a aplicar su nueva comprensión y destreza en las actividades cotidianas y en las más complejas, a fin de generar conciencia y equilibrio en todo lo que hace. Al igual que andar en bicicleta, una vez aprendida, ¡la técnica permanece contigo para toda la vida!

Autoconciencia La técnica nos enseña el hábil "uso del yo", es decir, cómo nos utilizamos para movernos, descansar, respirar, aprender, organizar nuestra conciencia y enfocar la atención y, sobre todo, elegir nuestras reacciones a situaciones cada vez más exigentes. Los cambios provocados por los buenos hábitos de dieta y ejercicio son bien conocidos. Los efectos a largo plazo de los buenos hábitos del "uso del yo" son menos conocidos, pero igualmente cambian la vida. Aprendes a ser consciente de los hábitos de movimiento, tensión y reacción que interfieren con la coordinación natural y saludable.

Cuerpo equilibrado, mente equilibrada La coordinación y el equilibrio dependen del equilibrio natural de la cabeza, el cuello y la espalda, lo que FM Alexander llamó "el control primario". La técnica funciona mediante el restablecimiento de este equilibrio natural para promover una postura erguida y un funcionamiento eficiente del cuerpo y la mente. La técnica Alexander es una disciplina sutil y reflexiva, pero esencialmente práctica y de resolución de problemas.




Inscripciones